lunes, 6 de junio de 2016

SOMOS ARTISTAS (II): EL BARROCO


SOMOS ARTISTAS (II)

Lo prometido es deuda así que aquì va la segunda parte del trabajo realizado por mis alumnos de 2º eso de CCSS: el barroco.

No puedo evitar hacer una pequeña reflexión previa y en este caso sobre el aprendizaje. ¿Cómo se consigue? ¿Cómo se interioriza el conocimiento? ¿Cómo se convierte en algo más o menos duradero? Parece claro que "haciendo" es más viable que dicho conocimiento se consiga. Y éso es lo que creo que ha ocurrido.

Tal y como señalé en este blog, mis alumnos iban a "repetir" planteamiento de trabajo del RENACIMIENTO en el BARROCO. Y si aprender es evitar errores, mejorar, intentar superarse y conseguir logros de los cuales sentirse orgullosos, mis alumnos lo han conseguido. Es gratificante comprobar dicha evolución: desde  sus primeras exposiciones y presentaciones (ya llevo yo tiempo reivindicando la asignatura de INFORMÁTICA, no como optativa, sino como auténtica materia troncal en nuestro modelo educativo: parece ser, que en este sentido, no vamos progresando adecuadamente) hasta las últimas que han realizado, ha habido un proceso de mejora innegable. En este sentido, el saber lo que tenían que hacer y qué se les pedía ayudó y mucho (rúbricas).

Un diseño muy atractivo, un guión elaborado y ajustado a lo que debe ser una presentación de poco más de 5 minutos, una exposicón oral en la que los alumnos han hecho el esfuerzo de "saber" lo que estaban diciendo y ejemplificándolo con el apoyo visual de la propia presentación... y siempre partiendo del trabajo de grupo cooperativo, que ha funcionado en un altísimo porcentaje. Aunque los grupos eran distintos a los del trabajo anterior, los chavales han demostrado querer superarse y hacer las cosas mejor que en el trabajo precedente (LA ÉPOCA MODERNA), incluso superando, en algunos casos, sus diferencias internas y alguna que otra desavenencia. Y este punto sin duda, es el que más valoro.

Además, al igual que en un trabajo rprevio, y por sugerencia de ellos mismos, repetimos la creación de sus propios exámenes, diseñados, respondidos y revisados por los distintos grupos. Por último, una prueba realizada por ellos, tuvo un gran resultado. Lo mejor fue lo que una alumna me dijo: "entre la presentación, la exposición, la creación del examen y su corrección, estudiar para ese examen, casi no fue necesario". 

Por tanto, la clave no es una evaluación finalista, sino una vez más el proceso que se sigue. Por mi parte, les hecho ver que esa prueba final, no es ni de lejos, el objetivo. Éste era, bastante más humilde: que pudieran pasear por las calles de su pueblo (Orihuela) y pudieran identificar una obra renacentuista y otra barroca y pudieran saber porqué una lo es y la otra no. Ahora bien, en mis alumnos hay una inevitable sensación de "alivio" cuando comprueban  que la forma de trabajar, realmente funciona. Y creo que así ha sido (y no digo que no haya costado, y mucho, tanto por su parte como por la mía)

Aquí os dejo un PADLET, en el que recogemos las presentaciones digitales de ellos. Excepto alguna, un tanto más "floja", las hay realmente interesantes, e incluso, al menos 4 grupos se atrevieron a representar una obra del artista en cuestión: LA LECCIÓN DE ANATOMÍA de REMBRANDT, EL SUEÑO DE JACOB de RIBERA,  APOLO Y DAFNE de BERNINI y LA INCREDULIDAD DE SANTO  TOMÁS de CARAVAGGIO. Pasárselo bien forma parte de dicho aprendizaje.

PADLET BARROCO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada